PROYECTO EXPOSITIVO

HOME - CONTACTO

Archivo histórico para la Categoría ‘agencia viajes’

jueves 15 noviembre 2012

Hashima

Hace unos días un compañero de trabajo me enviaba un enlace de YouTube sobre la isla japonesa de Hashima. Imagino que ese vídeo le habrá recordado a la ciudad de Prypiat de la que tanto os he hablado por aquí. Tienen poco que ver en realidad pero visualmente pueden paracer similares.

Yo conozco bastante bien la historia de la isla. Los que me conocéis sabéis mi obsesión por visitar lugares abandonados pero viajar allí tiene algunos inconvenientes que hacen que uno prefiera quedarse en casa o visitar otros lugares más interesantes. No es que aquel no lo sea, que lo es y mucho, pero hoy en día sólo se puede visitar una parte muy pequeña de la isla (y la menos interesante) y, además, si las condiciones meteorológicas no son idóneas es imposible desembarcar. Con lo cual es fácil hacer el viaje en balde. Pensé muy en serio preparar un viaje a Japón a raiz del accidente de Fukushima y así aprovechar para visitar también la isla de Hashima pero, sin tener muy claro si me podía mover por allí con cierta libertad y con la cantidad enorme de dinero que supone el viaje…sigo esperando la ocasión.

El vídeo está muy bien. Pero no os engañéis. Casi ningún lugar de los que aparecen ahí se pueden visitar a día de hoy. La mayoría de edificios pueden derrumbarse en cualquier momento y las autoridades de Nagasaki no quieren accidentes. En todo caso, sigo buscando algún contacto por allí que me facilite las cosas. A ver si hay suerte…

 

domingo 28 octubre 2012

El viaje

Es bastante habitual que algunas personas que pretenden viajar a Chernóbyl contacten conmigo para pedirme consejo o información. Dependiendo de las intenciones de cada cual yo intento ayudar en lo que puedo. Intento también ser realista a la hora de informar a la gente sobre la manera de hacer las cosas antes y durante el viaje. Todo ello basado únicamente en mi humilde experiencia. No es este un viaje “corriente” y aquí más que nunca hay que tener atados y bien atados algunos conceptos.
Lo primero que trato de hacer en todos los casos es intentar convencer a mi interlocutor para que desista de su idea argumentando los conocidos problemas de seguridad, corrupción, etc que hay en la zona. Cuando uno está en la zona de exclusión casi siempre depende de terceras personas. Uno está allí completamente desamparado y su integridad depende de un guía al que, en la mayoría de las ocasiones, sólo le interesa salir de allí lo antes posible y cobrar su dinero a mayor o igual velocidad. En mis cinco viajes a la zona he tenido tres guías distintos. El mejor, sin duda, ha sido Yuri Tatarchuk. Probablemente la persona en el mundo que mejor conoce la zona de exclusión y los entresijos necesarios para poder moverse por allí con cierta independencia. Yo ya había oído hablar de él antes de mi primer viaje pero por aquel entonces creía imposible que algún día fuera a ser mi compañero de aventuras. Todo un lujo sin duda.
Pero las emociones más fuertes no las he encontrado en Prypiat ni en la propia central accidentada. Fue el contacto con las personas que vivieron la tragedia lo que de verdad me marcó. En Kiev, en Slavutich, etc. Ahí conocí a los verdaderos protagonistas de mi historia y por ellos partí desde Coruña hasta Kiev en un penoso viaje en tren. Lo fácil sería irme en avión y, tras pagar una suma indecente de dinero, contratar a un guía para que me diese una vuelta por Prypiat y allí hacerme las fotos de rigor para presumir de “viajero extremo” con mis amigos de Facebook. Pero yo sabía que si iba allí era por ellos. Por eso mi peregrinaje en tren. Por eso volví cuatro veces más.
Así que si queréis ir allí con ese mismo espíritu, me tenéis a vuestra disposición. Si vais buscando otras cosas o, simplemente no sabéis ni a lo que vais, yo no soy vuestro hombre. Espero sepáis disculparme.

20121028-231808.jpg

martes 17 enero 2012

Vídeos en VTelevisión

Muchos de los que visitáis la expo me preguntáis en donde se pueden ver los capítulos que grabamos en Chernóbyl en el 25 aniversario para VTelevisión. Aquí os dejo los links.

Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3

jueves 21 julio 2011

¿Turismo radiactivo?

Hace ya varias semanas que el Gobierno de Ucrania ha decidido cancelar las visitas a Chernóbyl a través de agencias turísticas. Parece que es una medida temporal. Muchas veces me preguntan sobre el turismo en la zona. Yo siempre digo que NO hay turismo allí. O por lo menos tal y como nosotros lo conocemos. Sí es cierto que durante el año hay muchas visitas y que hay agencias en Kiev (sobre todo una…) que hacen “tours” de unas horas visitando muy de pasada los lugares más conocidos dentro del área de exclusión. Pero eso no quiere decir que haya turismo. No es aquello una especie de Marina D´or “Ciudad de Radiaciones”.  Esos “tours” permiten (ahora ya, permitían…) bajarse del autobús, hacerse las típicas fotos en la noria, etc y poco más. No creo que nadie pague un viaje desde su país para hacer las mismas fotos que ya estamos cansados de ver. Es cierto, eso sí, que para entrar en la zona tienes que estar acompañado por un guía y que, una vez dentro del área de exclusión es absolutamente imprescindible su compañia. No es Chernóbyl un sitio a donde uno pueda ir por libre. Son necesarios una serie de trámites burocráticos previos y posteriores a la visita.

Por otra parte, hay que reconocer que las visitas a la zona (incluso a las zonas más seguras) no están exentas de riesgo. Riesgo que en ocasiones no tiene nada que ver con la radiactividad. Las visitas a Prypiat son relativamente seguras en términos de contaminación radiológica. Un buen dosímetro y un poco de sentido común se encargan de ello. El “turista” ocasional en la ciudad corre más peligro caminando por los ruinosos edificios, por ejemplo. Un desafortunado tropezón que cause un corte provocado por un cristal (hay toneladas de cristales rotos en el suelo de Prypiat) no es ninguna broma. He visto a “visitantes” caminando sobre los tablones de un viejo gimnasio con el suelo de madera completamente podrido y lleno de musgo altamente contaminado con unas chancletas. Todos los guías con los que he estado allí son gente responsable y conocedora del tema. Incluso los de la agencia turística de Kiev. En todo caso el peligro real es bajar a 50 personas de un autobús para visitar sin control una zona que, aunque con el paso del tiempo ha perdido intensidad (en términos radiológicos), sigue siendo uno de los rincones más peligrosos del planeta.

En todo caso el asunto huele a dinero. Veremos si al final es el propio Gobierno el que autorice y organice esas visitas. Estaremos al tanto.